Urbana Natura 2019

Desechos naturales e industriales, hilos y pan de plata.

Serie   definida por los materiales a utilizar y la manera de trabajar con ellos. 
Los materiales son en su mayoría residuales y han sido recolectados en el espacio cotidiano donde me muevo, esto es: mi casa y  trayectos que repito casi a diario por la ciudad. 
Utilizo ramas recogidas del suelo, botellas de plástico, cámaras de bicicleta, trozos de madera y escombros antes de irse a la basura. 
Trabajo de manera manual: cosiendo, tejiendo, anudando, entrelazando.  Todas ellas técnicas simples y marcadamente repetitivas, de carácter artesanal e históricamente ligada a las mujeres.
El objeto, por su parte, emerge  dentro  del espacio restringido por los materiales y los procedimientos. Es el resultado de una búsqueda formal que improvisa, que no tiene plan predeterminado más allá de los materiales y los procedimientos. 
Cada obra es testimonio del proceso y es una variación posible; es un objeto autónomo y se entiende como una parte dentro del todo que es la serie. 
En Urbana Natura sigo profundizando ideas que recorren trabajos anteriores, esto es: utilizar siempre materiales que me rodeen, que tienen historia —que aportan— al  objeto que construyo generando un puente vida/arte. En este caso los materiales nos hablan de los excesos de la sociedad consumista en la que vivimos donde todo es desechable, comprable e insignificante. Parece que nada vale a menos que tenga una etiqueta que defina su precio, que suele confundirse con su valor. 
Mi propósito es hacer una reflexión y una crítica a este estado de las cosas proponiendo una alternativa, una en la que se pueda ser autosuficiente —en la medida en que el dinero no limite la capacidad de acción— y en la que el valor esté dado por el trabajo manual y el concepto que subyace en la obra. 
La  propuesta no es cada obra en sí, si no transitar una senda alternativa al de comprar, usar y tirar.

Using Format