Actualmente me encuentro inmersa en Materialista, un cuerpo de obra enfocado en el material y en las técnicas artesanales con que se transforma, desde una materia cotidiana y omnipresente a objeto de arte significante.

Me interesa el contexto de cada material por lo que nos dice de nosotros mismos y el momento que vivimos. Es parte de una investigación que vengo realizando desde hace unos años con materiales recuperados de la vida doméstica, recogidos durante los paseos diarios con mis hijos y transformados con técnicas artesanales sencillas y autosuficientes, en las que pongo el trabajo de los cuidados  -cocinar, pasear, reciclar- en el leitmotiv que les da forma y a su vez busco conciliar la experiencia de la maternidad y los cuidados con el trabajo artístico.

Me interesa reflexionar sobre nuestra forma de estar en el mundo y cómo nos relacionamos con él, centrando mi interés en el cuidado del otro -considerando al otro tanto personas como naturaleza- .

Propongo una manera de hacer arte que reutilice lo que tiene alrededor (arte de proximidad), que integre al objeto en el ciclo vital natural (obra compostable), que permita la autosuficiencia técnica y material, que disminuya la huella de carbono (como mínimo la personal) y sobre todo que sea una alternativa práctica al actual sistema de consumo.

(Abril 2022)



El trabajo que desarrollo se fundamenta en el uso de materiales recuperados de mi ámbito cotidiano (textiles, plásticos, cajas, ramas,) y procesos manuales simples y repetitivos(cortar, tejer, pegar, coser,) relacionados al mundo textil y doméstico e históricamente ligado a la mujer. Utilizo técnicas y materiales bastantes comunes en una búsqueda por desmitificar el trabajo y la figura del artista.

Me interesa reflexionar sobre nuestra manera de estar en el mundo y cómo nos relacionamos con él  centrando mi interés en el cuidado por el otro - siendo éste personas o la naturaleza misma- y proponiendo una manera de hacer arte que no entre en una dinámica consumista si no como un ejercicio consciente y constante de utilizar y transformar lo que está a nuestro alrededor.

Actualmente trabajo en una serie de obras realizadas con ramas recogidas por la ciudad y textiles usados por mi propia familia. Me sirvo de la ropa usada como metáfora para hablar del trabajo de cuidados dentro del núcleo familiar y con los elementos naturales subrayo nuestra ecodependencia. Formalmente, los objetos escultóricos se estructuran alrededor de ramas y palos con telas reconvertidas en protuberancias, órganos y vasos comunicantes. Estas formas abstractas y orgánicas se hibridan formando objetos aparentemente frágiles, inestables y dependientes como una metáfora de nuestro propio cuerpo .

(octubre 2020)

Mi práctica artística se apoya en dos ejes fundamentales: el material usado y el proceso de trabajo. Por regla general reutilizo materiales encontrados (restos) o pensados para otros usos, éstos cargan su propia historia que subyace en la obra y además se cargan con nuevas significaciones dependiendo de el modo de trabajarlas o junto a qué materiales se asocien.Estos materiales pertenecen a mi contexto habitual, me rondan y rodean. Son materiales comunes conocidos por todos de manera que funcionan como una entrada a la obra. Su “entidad” apoya y complementa la obra de la que forman parte.Son materiales pensados casi para usar y tirar a los que manipulo y alargo la vida útil. 

 Trabajo desde la precariedad y con restricciones. Asumo y trabajo desde la irrelevancia

Ejercito la capacidad de transformar con el mínimo de elementos. 

Pienso que la manera de trabajar más sostenible es aquella que reutiliza materiales y que incorpora los residuos que el propio proceso de producción genera.

Realizo el proceso de trabajo bajo una serie de reglas metodólogicas autoimpuestas y utilizo técnicas bastante comunes (cortar, tejer, pegar, coser) en una búsqueda por desmitificar el trabajo y la figura del artista. 

El proceso es marcadamente manual, repetitivo, cíclico y apela al trabajo preindustrial - artesanal así como al trabajo doméstico.

El proceso de producción ha de ser el que permita la mayor autosuficiencia y simpleza de medios. 

Trabajo en tres tipos de obra: cerradas, abiertas y variables.Las primeras son las obras que todos entendemos como tales,objetos con características definitivas. Las segundas son obras que, por su carácter modular, pueden crecer según necesidad. Y las últimas, las obras variables, son aquéllas que siendo objetos definitivos siempre cambian al montarse y se adaptan.

Actualmente me cuestiono sobre el objeto que es la obra que produzco y las implicaciones que esto tiene en el mundo neoliberal que vivimos; me cuestiono cómo hacer obras sin que éstas se conviertan en mercancía, y si lo hacen , cómo trabajar con esa incomodidad. 

(agosto 2018)

Using Format